Última hora

Última hora

Un esfuerzo nacional colectivo

Leyendo ahora:

Un esfuerzo nacional colectivo

Tamaño de texto Aa Aa

Eso es lo que ha pedido el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero a los españoles tras presentar un plan de recortes sociales con los que pretende economizar 15.000 millones de euros. Objetivo: reducir a la mitad, para 2011, el actual déficit público de 11,2% del PIB.

Para satisfacer las exigencias de Bruselas, el ejecutivo español rebajará, a partir de junio, en un 5 , el salario de los funcionarios que representan casi el 20 de la población activa. Las retribuciones del personal del sector público se congelarán en 2011. Los miembros del Gobierno perderán un 15 % de sus sueldos.

Los recortes llegan, también, a dos de las leyes estrella del gobierno socialista de Zapatero, por una lado, se suprime la retroactividad del pago de las prestaciones para ayudar a las personas que no pueden valerse por sí mismas. Más de medio millón de personas reciben alguna de las prestaciones contenidas en la ley de Dependencia.

Se suprime, también, a partir del año que viene, el denominado “cheque-bebé”, 2.500 euros por nacimiento. 2011 será un año negro para el poder adquisitivo. El ejecutivo suspenderá la revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas.

Para evitar el despilfarro, se adecuará el número de unidades de los envases de medicamentos para ajustarlo a la duración de los tratamientos recetados por el médico.

Habrá 6.000 millones de euros menos en inversiones públicas. Las comunidades autónomas y los ayuntamientos, también, deberán apretarse el cinturón.

Los sindicatos amenazan con manifestaciones masivas ante un plan considerado “injusto”, sobre todo, aducen, porque el gobierno ha dejado a un lado a la banca, que no se ve obligada a dar más crédito.