Última hora

Última hora

Holanda está de luto, nunca un milagro tuvo un sabor tan amargo

Leyendo ahora:

Holanda está de luto, nunca un milagro tuvo un sabor tan amargo

Tamaño de texto Aa Aa

Un avión oficial del Gobierno holandés ha sido puesto a disposición de los tíos de Rubén para que viajen a Trípoli. Allí se reunirán con el niño, de nueve años, único superviviente del accidente de avión ocurrido ayer en las inmediaciones del aeropuerto de la capital libia.

Junto a los familiares viajaba una delegación diplomática, expertos del ministerio de transportes holandés y un equipo médico.

Además de los padres y el hermano de Rubén, que ayer fue operado de fracturas en ambas piernas, la mitad del pasaje de avión siniestrado eran holandeses que volvían de un viaje turístico en Sudáfrica.

El avión, de la compañía aérea libia Afriqiyah Airways había salido de Johannesburgo con destino final en Londres cuando, por causas desconocidas, se estrelló mientras realizaba maniobras de aterrizaje en el aeropuerto de Trípoli.

El aparato quedó prácticamente desintegrado, con sólo una parte del fuselaje trasero reconocible. El balance de víctimas es de 104 personas fallecidas, de ellas 93 pasajeros y 11 tripulantes. Todos menos Rubén.