Última hora

Última hora

"Espero que los europeos aprovechen la crisis para renovar y reorientar las instituciones europeas", Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI

Leyendo ahora:

"Espero que los europeos aprovechen la crisis para renovar y reorientar las instituciones europeas", Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI

Tamaño de texto Aa Aa

Una población desesperada en las calles de Atenas, acusa a los políticos de haber arruinado su país. La tragedia griega es ahora europea: la zona euro sabe que la fiesta ha terminado, que tarde o temprano las deudas hay que pagarlas.

Los mercados son despiadados con los estados y les dicen… “si no puedes pagar, ya no confiaré más en tí. Te abandono, vendiendo tus acciones y tu moneda.”

Y cuando los países están financieramente postrados, piden ayuda al Fondo Monetario Internacional. Pero no hay soluciones rápidas, según su director gerente Dominique Strauss-Kahn en una entrevista exclusiva con euronews.

DSK
“La crisis es sólo una crisis griega. Grecia tiene muchos problemas, un problema de deuda, una deuda muy elevada, un problema de competitividad. Pero creo que con la ayuda de los países europeos y del FMI, los griegos podrán superarlo, aunque será muy difícil. Para el resto, hay que decir que hay muchos países europeos que atraviesan problemas fiscales a causa de la crisis, no sólo en Europa, sino también fuera de Europa. En todas partes lo que se necesita es una auténtica consolidación fiscal. Cuando nos fijamos en Europa, porque es el tema de la semana, resulta claro que las decisiones adoptadas por los españoles y los portugueses son muy valientes. Creo que están empezando a solucionar sus problemas, así que creo que el resultado será favorable.”

DSK
“El crecimiento es una cuestión fundamental. ¿Por qué es tan difícil para Grecia lograr el crecimiento? Porque tienen un problema de competitividad. ¿Qué quiere decir esto? Pues significa que lo que producen es más caro que los bienes o servicios de otros países. Por eso los griegos tendrán que recortar los salarios, algo tremendamente doloroso, pero absolutamente necesario, porque es la única forma de vender lo que están produciendo, considerando que otros países, y no me refiero a los países en vías de desarrollo, sino a los mismos vecinos de la zona euro, tienen precios más atractivos. En Grecia hay costes que superan en un 20% a un 25% los costes de Alemania por ejemplo. Estas diferencias hay que arreglarlas.”

Cuando los activos de un país como viviendas u oficinas no encuentran compradores, su valor se desploma y la deuda, ya sea pública o privada, resulta insoportable. La única solución es recortar el gasto o buscar nuevos ingresos. Fácil de entender, pero difícil de aplicar.

DSK
“Puedes ser muy rico, puedes ser hasta Rockefeller y sin embargo soportar demasiada deuda. Así que la cuestión no es si eres rico o pobre, la cuestión es qué deuda tienes en relación con los activos que posees. Para un país como Grecia por ejemplo, en parte por los errores del pasado, en parte por las consecuencias de la crisis financiera global, el nivel de endeudamiento es demasiado elevado. Así que tendrán que hacerlo, no hay otra posibilidad, porque nadie les prestará nunca más dinero, a menos que solucionen este problema.”

Los políticos en Grecia, España y Portugal han pedido grandes sacrificios a la población. Los contribuyentes, que ayudaron a rescatar a los bancos durante la crisis financiera, tienen que volver a contribuir ahora para poner freno a la crisis de la deuda en toda la zona euro.

DSK
“Estoy convencido que todo ese dinero que han aportado los contribuyentes de varios países
para salvar el sector financiero será devuelto a los estados por los bancos y las compañías de seguros. Así que los contribuyentes no perderán su dinero, incluso ganarán algo, gracias a los intereses. Lo mismo sucede con los países. Nosotros en el FMI nos dedicamos a prestar dinero a los países con problemas, pero siempre nos han devuelto lo que hemos prestado. Así que nadie pierde nada en euros o en dólares. Ayudamos a los países a estabilizarse, pero no hacemos regalos, no subvencionamos a nadie. Se trata de préstamos que terminan siendo pagados.”

“Somos una suerte de doctor. Acudimos a ayudar a los países que están enfermos. Los países que están sanos no nos piden que acudamos. Así que tratamos de ayudar a los países, pero el principal esfuerzo lo tiene que hacer el país afectado, porque si estás enfermo no puedes curarte sólo con las medicinas que te recete el doctor. Te curas si cambias de comportamiento, si eres positivo y luchas contra la enfermedad. La Unión Europea está en la misma situación: la institución que se construyó hace años, y en particular la zona euro hace diez años, no tienen obviamente la fuerza necesaria para afrontar la crisis. Funcionan bien en terminos normales, pero no en tiempos de crisis. Por eso creo que la propuesta del comisario Olii Rehn es muy importante, porque hará posible que la zona euro sea más fuerte en cuanto a su coordinación tanto económica como fiscal. Si los estados miembros aplican esta propuesta creo que será la reforma que ayude a mejorar cómo funciona realmente la zona euro.”

“La crisis es algo negativo por supuesto, pero hay algo positivo que surge de esa crisis. Es el hecho de que muchos políticos europeos, líderes sindicales, empresarios y académicos, todos entienden ahora que si queremos que Europa funcione, es necesario que se complete que se termine bien lo que comenzó en su día, o sea el lanzamiento del euro. Vemos que el euro de hoy es una obra incompleta. Tenemos una moneda única, pero carecemos del ámbito económico que haría viable esta moneda. Eso es lo que estamos viendo ahora. Espero que los europeos aprovechen la crisis para renovar y reorientar las instituciones europeas.”