Última hora

Última hora

Primeras galletas de chapapote en el sur de Florida

Leyendo ahora:

Primeras galletas de chapapote en el sur de Florida

Tamaño de texto Aa Aa

Mientras se analizan las primeras galletas de alquitrán llegadas a las costas del sur de Florida, British Pretoleum asegura haber reducido el derrame de crudo en un cuarenta por ciento y en el Congreso de EEUU se anuncian nuevas y polémicas comparecencias.

Según un comunicado divulgado por la compañía, el tubo insertado este fin de semana sobre la principal fuga del derrame consigue absorver diariamente el equivalente a unos dos mil barriles de petroleo.

Según estimaciones oficiales, desde el día 20 de abril cada día fluyen al mar unos cinco mil barriles de crudo. Y las barreras de contención desplegadas por el Ejército servirán de poco si, como se teme, las corrientes del Golfo empujan el vertido hacia los Cayos de Florida y al Océano Atlántico destruyendo el hábitat de especies animales y marinas a lo largo de miles de kilómetros de costa estadounidense, incluido el cotizado atún rojo.

“Nos toman por imbéciles”, dice un pescador. “Aseguran que las bolas de chapapote están en la superficie y que tendrán un efecto limitado, sobre lo que no dicen nada es sobre las grandes columnas submarinas de crudo que se han formado”, añade.

Un fenómeno anunciado por científicos estadounidenses que podría deberse a la aplicación masiva de potentes químicos para dispersar el crudo y retrasar la llegada del petróleo a la costa. Productos químicos que podrían estar detrás de la muerte de decenas de tortugas y delfines, cuyos cuerpos han sido recuperados para ser investigados.