Última hora

Última hora

Alemania controla las inundaciones

Leyendo ahora:

Alemania controla las inundaciones

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos por el momento. El Gobierno está muy atento a las crecidas de los ríos Oder y Neisse.

En Ratzdorf, donde el Oder entra en territorio alemán desde Polonia, se ha alcanzado ya el nivel máximo esperado. Esta madrugada, se cerraba con sacos de arena una enorme grieta en uno de los diques próximos a la zona y se protegía también con barreras metálicas el paso del río por la ciudad.

Las aguas no han alcanzado, de momento, la señal que marca el nivel alcanzado en las terribles inundaciones de 1997 y que causaron daños considerables en la región alemana. A raíz de ellas se renovaron 130 kilómetros de diques, de los 170 kilómetros que existen en Brandeburgo. Una obra que costó 200 millones de euros.

Esta mañana se permitió que la riada anegara ciertas zonas para aliviar la presión sobre los muros de contención.

“Esta vez estamos mejor preparados” explica Matthias Platzeck. “Lo único que nos preocupa son los diques que fueron dejados de antes. Era muy importante el renovarlos. Los nuevos son perfectos”.

Las autoridades de Brandeburgo esperan que en Fráncfort del Oder la crecida alcance hoy su máximo nivel y que se mantenga durante los dos próximos días antes de que empiece a remitir.