Última hora

Última hora

Obama viaja este viernes al Golfo de México

Leyendo ahora:

Obama viaja este viernes al Golfo de México

Tamaño de texto Aa Aa

La batalla contra el vertido de crudo en el Golfo de México no está ganada. BP reconoce que la famosa operación “top kill” aún no ha logrado su objetivo y se da 24 horas antes de ver el resultado. La operación consiste en inyectar fluidos pesado y barro en el pozo para después colmatarlo por cemento. Pero, por el momento, las fugas continúan.

Taparlo, además de una urgencia ecológica y económica, es una necesidad política para la administración Obama, en el blanco de las críticas, que la acusan de haberse dejado llevar por BP.

Obama, quien este viernes viaja al Golfo de México, intenta demostrar que lleva la batuta. Además de poner coto a las perforaciones petrolíferas submarinas, el jueves denunciaba “la relación escandalosamente próxima entre las compañías petrolíferas y la agencia que las regula”. Por eso, dijo, “hemos decidido separar a quiénes dan los permisos de quiénes garantizan la seguridad de las perforaciones”. Obama se refería del Servicio de Gestión de Minerales, cuya responsable, Elisabeth Birnbaum, dimitió ayer, horas antes del discurso del presidente estadounidense.

Una agencia del gobierno estadounidense ha cifrado entre 1,9 y 3,8 los millones de litro de crudo que cada día se vierten a las aguas del Golfo de México. Cifras, muy superiores a las dadas hasta ahora por BP, que hacen de este vertido la peor marea negra de la historia de Estados Unidos.