Última hora

Última hora

Los problemas se multiplican para BP

Leyendo ahora:

Los problemas se multiplican para BP

Tamaño de texto Aa Aa

Nauseas, dolor de cabeza e hipertensión. Son algunas de las dolencias que padecen las personas encargadas de recoger el vertido de petróleo en las costas de Luisiana. Algunas han tenido que ser hospitalizadas.

En el plano judicial, el fiscal general de Estados Unidos ha anunciado la apertura de una investigación para determinar si los responsables del derrame violaron las leyes.

“En la medida en que la investigación avance, seremos más meticulosos, más exhautivos y agresivos. Nos vamos a parar hasta que se haga justicia”, aseguraba Eric Holder.

En el fondo marino las cosas no van mucho mejor. Tras más de 40 días de vertido, la petrolera británica ha reconocido el fracaso del procedimiento conocido como “top kill”, con el que pretendía taponar el pozo mediante la inyección de flujos pesados.

La apuesta ahora es serrar la tubería y colocar una cúpula para recolectar el fuel.

A los habitantes de Luisiana se les acaba la paciencia.

“El tiempo para los estudios y las discusiones se ha acabado- aseguraba Bobby Jindal, gobernador de Luisiana- Necesitamos que el gobierno federal nos apoye para que BP se responsabilice y actúe en consecuencia. No queremos que nuestro gobierno excuse a BP”

La marea negra ya se ha abatido sobre Dauphin Island en Alabama. Cerca de este estado se ha descubierto una estela de crudo de dos kilómetros.

Las autoridades temen que si el serrado de la tubería falla, el derrame de crudo podría aumentar temporalmente en hasta un 20 por ciento.

Por si esto fuera poco ayer comenzó la temporada de huracanes en la zona, complicando aún más la situación.