Última hora

Última hora

Optimismo en el Golfo de México tras el último intento de BP por frenar el derrame de crudo

Leyendo ahora:

Optimismo en el Golfo de México tras el último intento de BP por frenar el derrame de crudo

Tamaño de texto Aa Aa

Barack Obama visita este viernes la costa de Luisiana para supervisar sobre el terreno las tareas de lucha contra el derrame de crudo. Se trata de la tercera visita del presidente estadounidense a la zona desde que el pozo de BP comenzó a derramar crudo, hace seis semanas.

Desde entonces, los esfuerzos por frenar el vertido han sido infructuosos, aunque el último intento, llevado a cabo el jueves, permite albergar esperanzas. La petrolera británica ha colocado una cúpula sobre el conducto por donde sale el crudo, tras seccionarlo previamente. El petróleo recogido será transportado después hacia la superficie.

El director ejecutivo de BP ha enviado un mensaje de tranquilidad a los afectados, y ha explicado que permanecerán en la zona después de que se hayan ido los medios de comunicación, los guardacostas y los encargados de dar respuesta al vertido de crudo, “porque nuestro compromiso ha dicho Tony Hayward es trabajar con las comunidades y sociedades del Golfo de México. Vamos a ayudarles a que recuperen sus modos de vida y nos quedaremos aquí hasta que la tarea haya sido completada”.

El vertido está teniendo un alto coste para la compañía británica tanto económico como en su imagen. Los anti-BP han lanzado una campaña publicitaria en la que se mofan del compromiso original de la petrolera con el medio ambiente.

El peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos le ha costado ya a BP 1.000 millones de dólares. Washington le envió ayer su primera factura, valorada en 69 millones de dólares, por los gastos incurridos hasta ahora en la limpieza de la marea negra.