Última hora

Última hora

Indignación en Bhopal

Leyendo ahora:

Indignación en Bhopal

Tamaño de texto Aa Aa

La sentencia que condena a solo dos años de prisión a ocho antiguos directivos indios de Unión Carbide, por la mayor catástrofe industrial de la historia, inunda de rabia las gargantas de las familias de las víctimas.

Ni una mención para el estadounidense Warren Anderson, ex-presidente de la compañía, prófugo de la justicia india por este caso.

“Quienes arrebataron la vida de 25.000 personas y dejaron a otras 500.000 afectadas, solo han sido condenados a dos años de pena. Aquí una persona culpable de asesinato cumple al menos 20”, decía una portavoz del colectivo “Jóvenes contra Dow Carbide”.

Familiares y activistas locales como el Grupo de Información y Acción de Bhopal, llevaban veintiséis años esperando un fallo ejemplar del Tribunal, y no han podido ni tan siquiera entrar a la sala.

La convivencia entre la indústria química y la población nunca ha sido fácil y menos en la India. Pero la noche del 3 de diciembre de 1984, cuarenta toneladas de pesticidas volaron por los aires, tras explotar la factoría de Unión Carbide en Bhopal.

En solo unas horas, 3.500 personas fallecieron, pero el goteo de víctimas, heridos y enfermos ha sido constante.

Solo una parte de los afectados recibieron durante algunos años 200 rupias, menos de cuatro euros al mes.