Última hora

Última hora

Obama optimista a pesar de la catástrofe

Leyendo ahora:

Obama optimista a pesar de la catástrofe

Tamaño de texto Aa Aa

La campana colocada la semana pasada sobre el pozo submarino de BP en el Golfo de México consigue impedir que se viertan al mar casi dos millones de litros de crudo diarios. A pesar de los esfuerzos del grupo petrolero británico, el impacto del vertido en el medioambiente sigue siendo enorme y casi 200 kilómetros de costa ya se han visto afectados, desde Luisiana hasta Florida.

Además la temporada de huracanes que empezó el pasado 1 de junio no ayudará a mejorar la situación. BP y la Casa Blanca trabajan ya en el diseño de un sistema de recuperación del petróleo que pueda conectarse y desconectarse en caso de que el mal tiempo lo requiera.

“Conseguiremos controlarlo pero nos llevará tiempo y muchos esfuerzos, decía este lunes Barack Obama desde Washington. Van a producirse daños en la costa del Golfo y también daños económicos pero nos aseguraremos de que BP compense a todos los afectados. Si hay algo de lo que estoy seguro, dijo, es de que saldremos de esta crisis”

Menos optimista que Obama, Thad Allen, responsable del Servicio de Guardacostas de la Casa Blanca, explicaba este lunes que ahora el mayor problema es que la marea negra ha empezado a separarse y cientos de miles de manchas se dirigen cada una hacia un lugar distinto.