Última hora

Última hora

Rusia no ayudará al ejército kirguís a frenar la escalada de violencia étnica

Leyendo ahora:

Rusia no ayudará al ejército kirguís a frenar la escalada de violencia étnica

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia no ayudará al ejército kirguís en su misión de frenar la escalada de la violencia étnica en Osh, en el sur del país. Moscú considera un “asunto interno” los enfrentamientos entre bandas de jóvenes uzbecos y kirguises que se registran en el sur de Kirguistán desde la noche del jueves. Las refriegas han dejado más de 65 muertos y casi un millar de heridos. Algunos barrios de Osh están en llamas y los hospitales no dan abasto. Miles de personas han puesto rumbo a la frontera con Uzbekistán.

Desbordado por la situación, el gobierno interino ha extendido el toque de queda a la cercana localidad de Jalalabad y ha tornado sus ojos hacia Moscú: “Necesitamos más fuerzas militares para controlar. Por esa razón hemos pedido socorro a Rusia en primer lugar”, explicaba la presidenta interina, Roza Otunbayeva.

La comunidad uzbeca residente en Moscú ha alzado la voz para evitar, dice, una campaña de limpieza étnica: “Nuestros familiares nos llaman y nos cuentan lo que está pasando”, comentaba una mujer a las puertas de la embajada uzbeca. “Nos piden que Rusia nos ayude, quieren que Rusia les ayude”.

El sur de Kirguistán es el bastión tradicional del ex presidente Bakiyev, que fue derrocado por una sangrienta revuelta popular el pasado mes de abril.