Última hora

Última hora

Bélgica amanece aún más divivida tras el "tsunami" de los nacionalistas flamencos

Leyendo ahora:

Bélgica amanece aún más divivida tras el "tsunami" de los nacionalistas flamencos

Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica se ha despertado este lunes aún más dividida y sumida en la incertidumbre tras la histórica victoria de los independentistas flamencos de Bart de Wever en Flandes.

Con 27 de los 150 escaños de la Cámara, la suerte de Bélgica está ahora en buena medida entre las manos de la derecha nacionalista flamenca. La prensa habla de “tsunami” político, de resultados que dan “vértigo” y abren incógnitas sobre el futuro y la unidad del país.

La alegría de unos iguala a la inquietud de otros.
“Es una señal muy clara de Flandes de que las cosas no pueden continuar como hasta ahora. Estamos muy contentos de que haya ocurrido de esta manera (…) Si conoces Bélgica sabrás que hay dos estados opuestos que han demostrado que ya no tienen nada que ofrecerse mutuamente”, afirma Wim Van Laethem, un contable flamenco. “Esto tendrá un coste económico para Bélgica. En el extranjero nos toman por bromistas, así que los inversores extranjeros desconfían. Esto va a pesar sobre la economía”, replica Marie de Swae, una conserje francófona.

La Bélgica de hoy es la imagen viva de la división entre Flandes, donde domina la derecha nacionalista, y un sur francófono, donde se ha impuesto el partido socialista. Unir a los que todo separa será, a partir de ahora, el objetivo, en un país donde urgen las medidas para hacer frente a la crisis económica.