Última hora

Última hora

Incertidumbre en Bélgica tras las elecciones

Leyendo ahora:

Incertidumbre en Bélgica tras las elecciones

Tamaño de texto Aa Aa

Más que una pica en Flandes. La histórica victoria del partido nacionalista conservador flamenco en las elecciones anticipadas celebradas ayer ha puesto en la incertidumbre el futuro de toda Bélgica, como país.

El rey Alberto II ha recibido hoy al líder de la Nueva Alianza Flamenca, Bart De Wever, a quien toca tomar la iniciativa en las negociaciones para la composición del próximo Ejecutivo belga.

El cabeza del partido nacionalista flamenco, partidario de la independencia de Flandes, ya ha adelantado que está preparado para asumir sus responsabilidades y ceder “el puesto de primer ministro de Bélgica a un francófono si con ello logra garantizar que se lleven a cabo las reformas necesarias” que ha defendido en su programa electoral.

Así las cosas, el líder socialista francófono, Elio Di Rupo, que quedó en segundo lugar, tiene todas las papeletas para ocupar el cargo de primer ministro tras treinta años de liderazgo flamenco. El interrogante es a qué precio para Valonia.

Según un analista, Bélgica “federalizadará aún más sus competencias. En comparación con los landers alemanes o las provincias canadienses, las regiones o comunidades belgas aún no ha llegado a tener tantas competencias. Así que aún queda márgen de acción”, dice.

Todo ello en plena crisis económica y a menos de tres semanas de asumir la presidencia rotatoria de la UE. Lo hará probablemente un Gobierno en funciones, a no ser que soberanistas del norte y socialistas del sur consigan superar sus diferencias ideológicas a velocidad récord.