Última hora

Última hora

Francia detalla la reforma de su sistema de pensiones

Leyendo ahora:

Francia detalla la reforma de su sistema de pensiones

Tamaño de texto Aa Aa

En la recta final de su mandato, el presidente Nicolas Sarkozy aumentará la edad de jubilación a los 62 años para contener la hemorragia de pérdidas en el sistema de pensiones y mantener así la elevada nota crediticia de Francia.

En claro, a lo largo de los próximos 18 años la edad de jubilación aumentará en dos años, mientras para obtener la pensión íntegra habrá que cotizar un mínimo de 41 años y medio, en lugar de los 40 años y medio que se necesitan ahora.

El gobierno aduce como principal motor de la reforma la esperanza de vida que alarga la jubilación.

El ministro de Trabajo, Eric Worth explica que “en 1980 un hombre de 60 años podía vivir 17 años más, una mujer 22 años más. En 2009, un hombre de 60 podrá vivir casi 21 años más, una mujer 25 años más.

Una mala noticia para los trabajadores de oficios físicamente duros como los conductores, los obreros de la construcción o los panaderos.

El diputado socialista François Hollande explica que “la reforma va a pedir un esfuerzo adicional a aquellos que comenzaron pronto su vida profesional y que realizan los trabajos más penosos.”

Francia sigue así la senda de Alemania, Italia y España que también optaron por reformar el sistema para evitar su ruina. Pero será difícil convencer al electorado:

Dos opiniones:

“No me parece normal porque hay mucha gente joven si trabajo, y en cambio ahora los mayores tienen que trabajar más”.

“La gente mayor ha trabajado mucho. Teniendo en cuenta la crisis, les gustaría poder jubilarse.”

La actual política de pensiones ha provocado un agujero de 22.000 millones de euros, de no aplicarse la reforma podría aumentar a 50.000 millones de euros, disparando el déficit público muy por encima del 10%.