Última hora

Última hora

Los organismos internacionales intentan evitar un catástrofe humanitaria en Kirguistán

Leyendo ahora:

Los organismos internacionales intentan evitar un catástrofe humanitaria en Kirguistán

Tamaño de texto Aa Aa

La violencia étnica de los últimos días parece ir remitiendo, pero Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional advierten sobre la situación de los 400.000 refugiados y desplazados kirguises de etnia uzbeka que ha provocado el conflicto.

A los campamentos instalados en Uzbekistán comienzan a llegar los primeros envíos de ayuda humanitaria, pero falta de casi todo, empezando por los alimentos y las medicinas.

Según la guardia fronteriza kirguís unos 5.500 refugiados han vuelto a Kirguistán tras la calma relativa que ha vuelto a las regiones de Osh y Jalalabad tras una espiral de violencia interétnica ha provocado casi 200 víctimas mortales en menos de una semana.

El ejército kirguís ha establecido controles en las zonas de mayoría uzbeka para frenar la violencia étnica que según la ONU favorece a los movimientos islamistas.

La inestabilidad en Kirguistán no ha dejado de crecer desde la revuelta popular que derrocó al ex presidente Kurmanbek Bakíev, en abril.