Última hora

Última hora

Continúa el temor a nuevos enfrentamientos interétnicos en el sur de Kirguistá

Leyendo ahora:

Continúa el temor a nuevos enfrentamientos interétnicos en el sur de Kirguistá

Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades han pedido a los uzbekos que desmantelen las barricadas levantadas en la localidad de Osh. Pero estos no se fían, y culpan al ejército de unirse a las bandas que los atacaron.

“Quitaremos las barricadas después de que las autoridades kirguises salgan en nuestro apoyo y nos protejan”, dice este activista uzbeko.” Y, antes que nada, deberían capturar y castigar a esas bestias”.

La violencia entre kirguises y uzbekos se ha cobrado la vida de unas dos mil personas desde el pasado día once.

La crisis ha originado al menos 300.000 desplazados dentro del país; más de 100.000 personas han buscado refugio en la vecina Uzbekistán.

La ONU ha pedido 57 millones de euros de ayuda.

El enviado estadounidense para Asia Central Robert Blake, que se ha reunido con la presidenta interina Kirguís Rosa Otunbáyeva, ha prometido 26 millones, y ha exigido una investigación independiente de los hechos.

Washington apoya la versión de que el presidente Kurmanbek Bakíev, depuesto en abril, podría estar detrás de estas luchas. Según Amnistía Internacional, Kirguistán está lleno de clanes y su marcha ha originado una fiera lucha por el control del dinero en un país por el que pasa la ruta de la droga procedente de Afganistán.