Última hora

Última hora

El futuro del petróleo

Leyendo ahora:

El futuro del petróleo

Tamaño de texto Aa Aa

El incesante aumento de los precios del petróleo desencadena regularmente la cólera de los consumidores. En Gran Bretaña y Francia, por ejemplo, camioneros y pescadores llegaron a bloquear las gasolineras provocando el caos general en cuestión de días. Se calcula que las pérdidas económicas del bloqueo fueron de miles de millones de euros.

Nuestra economía reposa en el petróleo barato,
cuando su coste se dispara, perdemos estabilidad.
El anunciado declive de los recursos petroleros unido a una demanda cada vez mayor marcará inexorablemente el aumento de los precios.

Pocos se ponen de acuerdo en si el mundo ha alcanzado ya el famoso ‘pico de producción ‘ , sobre todo las grandes compañías

Pero no hay duda de que las prospecciones son cada vez más profundas, y el petróleo tiene que circular através de oleoductos de miles de kilómetros antes de llegar al consumidor.

Las plataformas petrolíferas del Caspio están a 4.000 kilómetros de los consumidores europeos.
El crudo saudí viaja más de 10.000 kilómetros por mar antes de llegar a Estados Unidos.

El flujo ininterrumpido de crudo es vital para el crecimiento económico.

La competencia entre las principales economías mundiales y las de los países en rápidas vías de desarrollo se traducirá en un aumento de los precios.

Y es evidente que los gobiernos dan prioridad al gasto energético más que a pagar para reducir las emisiones de carbono.

Habrá que elaborar complejas ecuaciones si se quiere llegar a un acuerdo global sobre las cuotas de carbono y sus precios.

Sin duda, parte de la respuesta reside en diversificar las fuentes energéticas para reducir nuestra dependencia de las energías fósiles.