Última hora

Última hora

Glastonbury: el festival de música más "verde"

Leyendo ahora:

Glastonbury: el festival de música más "verde"

Tamaño de texto Aa Aa

Cada año más de 170.000 personas acuden al festival de música de Glastonbury. A pesar de su espíritu natural y libre, ha sido criticado duramente por su impacto contra medio ambiente. En su edición número 40, este festival apuesta por inciativas verdes para este tipo de eventos. Investigadores de la Universidad de Oxford han estudiado la huella de carbono que deja la industria musical británica. Un estudio dirigido por Catherine Bottrill:

“Esta industria produce más de medio millón de toneladas de gases de efecto invernadero al año y en los festivales esta cifra es de por lo menos el 15 por ciento del total. Supone más de 80.000 toneladas de CO2, lo que equivale a lo que emite cada año una ciudad de 8.000 personas”.

La clave en los últimos años han sido las infraestructuras. En esta edición se ha construido otro depósito y ya hay dos. Hay 2.000 litros de agua potable en el Festival. Ahora hay agua para el consumo sin tener que traerla en camiones. Ya no hay más vehículos.

“Hemos recortado las emisiones de CO2 en casi un 25 por ciento sólo reduciendo el transporte del agua y los residuos”.

La inversión en plantas depuradoras ha permitido ahorrar una emisión de 10.000 toneladas de CO2, según los organizadores. Antes los camiones se hacían hasta 280 viajes para transportar el agua. Además hay un nuevo proyecto para el año que viene con el que se pretende reducir las emisiones en un 30 por ciento.

“Vamos a instalar un gran panel solar que tendrá 1.500 metros cuadrados. Proporcionará una energía equivalente a 40 viviendas en el Reino Unido durante un año. No es suficiente para el suministro todo Glastonbury, pero sí lo es para alimentar el escenario principal, durante todo el tiempo que dure el festival”.

Todos los días 160 agentes verdes informan a los asistentes sobre lo que deben hacer o no para respetar el medioambiente. Los que orinen en los árboles o tiren colillas pueden ser expulsados.

“Os estoy vigilando”, dice este agente.

La policía también anima a la gente a reciclar utilizando los más de 40.000 contenedores. Se vacía dos veces al día, aunque no es siempre suficiente.

Lo que se queda fuera lo recogen cada mañana 950 personas. A pesar de la campaña para no ensuciar, el año pasado se recogieron 1.000 toneladas de basura.

Aqui cada residuo se separa. Es muy raro ver este tipo de instalaciones en otros festivales, por lo menos a esta escala. Entre 10 y 15 toneladas de basura se clasifican y se compactan a diario.

El año pasado se recicló el 49 por ciento de la basura: Un total de 90 toneladas de residuos secos y 150 toneladas de manterial orgánico.

“78 personas están trabajando en este área. Todos los residuos vienen aquí y se separan según sean latas, botellas de plástico, material orgánico y cristal, que está prohibido. Pero siempre encontramos algo”.

Un festival más verde puede ser un desafío muy divertido.