Última hora

Última hora

Fariñas: de la Revolución a la disidencia

Leyendo ahora:

Fariñas: de la Revolución a la disidencia

Tamaño de texto Aa Aa

El 25 de febrero, la muerte de Orlando Zapata, también en huelga de hambre, lleva a Fariñas a recoger el testigo de la protesta. Su objetivo es hacer que el gobierno cubano pague por haber dejado morir a Zapata, hacer de él un héroe, un mártir de la lucha pacífica por la libertad.

Zapata, fontanero de 42 años, detenido en 2003 por desobediencia, se negaba a comer para protestar contra los malos tratos de los que era víctima en la cárcel. Su muerte desencadenó protestas de disidentes frente a la embajada de Cuba en Madrid.

La detención de 75 disidentes del régimen en 2003 desencadena un movimiento sin precedentes en Cuba. Las madres, las esposas, las hermanas de los prisioneros, las Damas de Blanco, desafían al poder y se echan a la calle. Denuncian la situación de 17 presos encarcelados fuera de sus provincias, algo prohibido por el código penal cubano. Afirman además que 11 reos son mayores de 60 años, y 26 tienen problemas de salud. En total, hay 180 prisioneros políticos en la Isla.

Su presión no cae completamente en saco roto.

El 10 de junio, el preso Ariel Sigler, condenado a 25 años, es liberado tras siete años entre rejas.

Parapléjico tras su paso por la cárcel, Sigler, de 46 años, está muy enfermo.

Otro prisionero, Darsi Ferrer, se ve confinado a arresto domiciliario y otros doce reos son trasladados a cárceles de sus provincias.

Esas concesiones son los primeros resultados del diálogo inédito que inician la Iglesia católica y el régimen comunista el 19 de mayo.

La medida de la implicación de la Iglesia queda patente cuando el Vaticano envía a su ministro de Exteriores, Dominique Mamberti a un encuentro con Raúl Castro en La Habana.
También España se muestra muy activa en el plano diplomático. Madrid quiere ofrecer a sus socios de la UE pruebas para que suavicen su posición común sobre la isla.

El caso de los prisioneros fue uno de los asuntos abordados durante la reciente visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Benedicto XVI.

parte 1 | parte 2 | parte 3