Última hora

Última hora

Se dispara el termómetro futbolístico en Holanda y España

Leyendo ahora:

Se dispara el termómetro futbolístico en Holanda y España

Tamaño de texto Aa Aa

Una insólita fiebre hace hervir la sangre de dos países en plena canícula estival. La de Holanda es una fiebre caracterizada por una intensa erupción naranja, que tiñe calles y comercios, y con o sin el favor del pulpo Paul les hace creer en las posibilidades de su selección en la final del mundial de Sudáfrica. “El loro predijo que Holanda ganará y el pulpo irá mañana a la barbacoa”, asegura un aficionado.

Lo cierto es que sólo el 65 por ciento de los holandeses pone la mano en el fuego por su selección y la mayoría considera a España favorita. La prensa dice “El león holandés puede ganar”, pero no las tienen todas consigo.“El partido será muy difícil pero creo que ganaremos 2-1 y Holanda será el próximo campeón del mundo”, asegura un aficionado a punto de coger el avión hacia Johanesburgo.

Para fiebre, la que enciende a la afición española, más que nunca, al rojo vivo. En Madrid se espera que más de doscientas mil personas inunden el Paseo de Recoletos para ver el partido en pantallas gigantes. Sólo un puñado de afortunados ha conseguido volar a Sudáfrica. “Claro que vamos a ver cómo España es el nuevo campeón del mundo. Somos muy optimistas”, dice uno de ellos. Y es que, como ha dicho la ministra de Medioambiente, Elena Espinosa : “que no olviden que las mejores naranjas del mundo son las españolas”.