Última hora

Última hora

Batalla campal en las calles de Belfast

Leyendo ahora:

Batalla campal en las calles de Belfast

Tamaño de texto Aa Aa

La policía norirlandesa ha pedido a los políticos que pongan fin al problema de las marchas protestantes, tras dos días de violentos enfrentamientos.

Cerca de 55 agentes han resultado heridos durante las celebraciones del “Doce de Julio”.

Los incidentes más graves se producían en el barrio nacionalista de Ardoyne, al norte de la capital, cuando la policía norirlandesa escoltaba a decenas de miembros de la Orden de Orange.

Esta orden, considerada por los católicos como una organización profundamente sectaria, protagoniza todos los años esta marcha que suele avivar la tensión entre las comunidades protestantes y católicas.

Según el Sinn Fein, antiguo brazo político del IRA, los responsables de estos incidentes son jóvenes manipulados por grupos disidentes opuestos al proceso de paz.