Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

close share panel

Compartir este artículo

Twitter Facebook

“Tengo la impresión de que estoy embalando oro”, dice este voluntario. “Ha sido acariciado por el viento. Es algo que va a alimentar a la gente.Es trigo.”
“Después hay que poner tierra, un poco de arena y grava. Siento que está en armonía con la naturaleza

Una casa de paja puede parecer algo extraño, pero es una construcción ecológica que esta viviendo un verdadero boom en Europa. En Francia existen ya unas setecientas y se ha creado una red de profesionales y asociaciones que desarrollan esta técnica, importada de Estados Unidos hace un siglo. La paja tiene muchas ventajas. Una de ellas es el precio, sobre todo si miramos hacia el futuro.

“La paja y la tierra se utilizan únicamente para las paredes, pero una casa no solo son paredes”, precisa Christelle Dupont, consultora de Botmobil. “Éstas son únicamente el 15 o 20 por ciento del coste total. Tendremos una buena calidad de vida y no desperdiciaremos energía, por lo que a largo plazo va a resultar rentable.”

Existen muchas técnicas diferentes. En esta casa, en Bretaña, el propietario ha elegido una estructura de madera en la que las balas de paja pueden estar colocadas de formas diferentes.

“Si la pones plana vas a tener una pared profunda con la misma capacidad de aislamiento. La paja va a estar en este sentido y el aire va a pasar más fácilmente, ya que va en la misma dirección. Mientras que de esta otra forma, tiene menor profundidad. Aunque pueda parecer que aisla menos, la paja esta vertical, por lo que va a ser más difícil que al aire la atraviese.”

Para las que temen el peligro de un incendio, existe una solución que, además, no es química. Basta con poner la bala de paja en una mezcla de agua y tierra y después escurrirlo.

“Untamos la bala con la mezcla de agua y tierra para protegerla también de la humedad, que tampoco es buena para la paja”

Una vez secas, ya están listas para colocarlas en las estructuras de madera. Después se añade una capa de tres centímetros que sirve para regular la superficia y temperatura de las paredes. Frio en verano y calor en invierno.

“Estamos en la parte oeste de la casa, la que está más expuesta a las lluvias y a la intemperie. Esta casa, además, es bastante alta y estamos en Bretaña, un sitio en el que llueve a menudo. Vamos a añadir un revestimiento de madera que va a cubrir toda la pared”

Para hacer las casas de paja vienen voluntarios que quieren aprender para construir después su propia vivienda. Tambien llega gente que quiere hacer de la construcción ecológica su profesión.

“Participando en la construcción una casa de este tipo”, señala otro voluntario “he ratificado mi idea de tener una vivienda igual.”

No muy lejos de aquí varias personas han construido una ecoaldea sobre un terreno de dos hectáreas en la que también existen casas de cáñamo y de madera. Pascal se dedica a la construcción ecológica desde 1989 y su casa es muy innovadora: hay un sistema para recuperar el calor del techo, en el water no hay agua y también ha utilizado paja

“Para mí la paja es un material vivo, que respira. Yo la he utilizado en mi casa, pero no se suele encontrar en las viviendas comunes.”

“Se han utilizado unas 150 balas de paja para rellenar las estructura de madera y otras 150 para el techo. La paja es de un agricultor que vive a un kilómetro de aquí y nos costó unos 300 euros en total.”

Hay otra ventaja: los materiales suelen estar muy próximos a los lugares donde se construyen las casas, requieren menos medios de transporte, y por tanto, se reduce la emisión de dióxido de carbono.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre:

Consulte los principales titulares de hoy