Última hora

Última hora

Un proyecto europeo prueba sistemas de seguridad activa en los automóviles

Leyendo ahora:

Un proyecto europeo prueba sistemas de seguridad activa en los automóviles

Tamaño de texto Aa Aa

“En los últimos 50 o 60 años se ha trabajado mucho para aumentar la seguridad en los coches”, afirma Aria Etemand, coordinador del proyecto EuroFOT. “La introducción del cinturón de seguridad en los coches ha sido un elemento importante. También la carrocería deformable.Y, por supuesto, los airbags.”

“La investigación y el desarrollo deben orientarse a la fase previa al choque”, explica Trent Victor, analista de la Universidad de Chalmers, en Gotenburgo, “tenemos que trabajar para evitar los accidentes”.

“Los conductores habituales no hacen lo que debieran, hacen lo que quieren”, explica el investigador de Volvo John-Fredrik Grönvall, “comen hamburguesas, hablan por el movil…cualquier cosa”.

Aria Eteman sabe hacia quien dirigir las investigaciones: “Hemos comprobado que en el 90% de los casos o incluso más, el conductor es el culpable del accidente.”

Entonces, ¿qué hacen los conductores frente al volante?

Un amplio estudio que se está llevando a cabo en Europa intenta dar respuestas a esta cuestión. Estos conductores son algunos de los 1000 voluntarios que forman parte del proyecto F.O.T.,financiado parcialmente por la Unión Europea. El objetivo es probar los últimos sistemas de seguridad activa. Estos dispositivos de alta tecnología se anticipan a los posibles accidentes y ayudan a evitarlos. Durante todo el tiempo que conducen, los voluntarios son observados.

“Hay seis cámaras en el interior del coche”, explica Anders Berndtsson, uno de los voluntarios del proyecto. “Pero también se graba el exterior, la parte delantera, la trasera, el retrovisor, las manos, la cara, los pies…”

Daniella Becner, otra de las voluntarias acepta que no cambiará sus costumbres al volante durante las pruebas. “Se me había olvidado, pero me verán cantando bastante. Suelo poner la música muy alta”.

Los ingenieros toman nota de todo lo que ocurre durante la conducción. Cada coche graba alrededor de 700 megabytes por hora.
Muchos de los vehículos tienen varios sistemas de seguridad instalados.

John-Fredrik Grönvall explica los dispositivos de seguridad: “En este coche tenemos el sistema de alarma de colisión frontal con autofrenado, así que si el coche se acerca demasiado a otro, el radar avisará. Tenemos el sistema de aviso de cambio de carril, que ayuda al conductor a no salirse de su carril, pero también avisa si está distraído o si se está quedando dormido. También está el sistema BLIS, para ver los coches que hay en el ángulo muerto y también la alerta de distancia, que ayuda al conductor a mantener la distancia de seguridad correcta”

Otra carretera, otra nueva prueba para el nuevo sistema de seguridad activa.Los ingenieros que conducen por esta tranquila carretera de Aachen , en Alemania, están desarrollando un nuevo prototipo para el proyecto europeo F.O.T..Se llama “alerta de velocidad en curva”.
Nos lo explica el ingeniero Cristoph Arndt:

“Vemos una alerta en el panel que nos indica que llegamos a una curva a la derecha que no hemos visto todavía, pero ya nos avisa de que deberíamos tomar esta curva a una velocidad de 40 kilómetros por hora.”

El sistema ofrece la posibilidad de combinar información de mapas, GPS e incluso el pronóstico del tiempo. “Actualmente estamos trabajando en diferentes partes del sistema. Primero comprobamos la exactitud de los mapas para saber como tenemos que adaptar nuestros algoritmos y parámetros y luego vemos como adecuarnos a las diferentes superficies de la carretera.”

Los mil voluntarios del proyecto recorrerán millones de kilómetros. Los datos de la interacción con los sistemas de seguridad activa llegaran aquí, al centro de investigación del la Universidad de Chalmers, en Gotenburgo.

Con la información recibida, los analistas obtendrán un diagnóstico claro. El analista Trent Victor nos lo explica: “En la carretera surgen cosas que no se pueden suponer, y para un ingeniero es imposible preveerlas. Es muy interesante ver como estos sistemas reaccionan ante esas situaciones imprevistas.”

El equipo de Trent estudiará los momentos en los que se han activado los sistema de seguridad para comprobar si han ayudado a mantener fuera de peligro al conductor.

“Los sistemas de seguridad activos sirven para ayudar a los conductores. Evidentemente, si les alteran, no van a querer usarlos. Para que los sístemas tengan éxito, deben estar diseñados de manera que agraden a los usuarios. El estudio también nos puede dar las respuestas de este feedback.”

Todavía es temprano. Los voluntarios se están acostumbrando a conducir rodeados de un sistema de alarmas y luces de aviso. Algunos dispositivos están teniendo una buena acogida. Otros no tanto. Pero todas las respuestas son importantes.

“Sé que estoy conduciendo correctamente y el coche sigue intentando corregirme. Si hago algo mal, me parece perfecto que el coche me ayude, pero si estoy conduciendo bien, no me gusta que me corrija “

“Si ve que no estoy siguiendo la carretera, como ahora, me advertirá y dirá: ‘Hola, puede que necesites descansar, o puede que tengas que dejar lo que estás haciendo’ “

En 2008, alrededor de 30.000 personas murieron en la Unión Europea por accidentes de tráfico. Ese número está descendiendo paulatinamente. El objetivo de este proyecto es demostrar científicamente que los sistemas de seguridad activa marcan la diferencia en circunstancias reales.

Aria Etemad no tiene ninguna duda: “Con los sistemas de seguridad activa puedes interferir en el comportamiento del conductor, en muchos casos son los dispositivos los que frenan, y de esta forma podemos ayudar al conductor hasta el punto de evitar un accidente”