Última hora

Última hora

"A buenas horas", dicen los habitantes de Louisiana

Leyendo ahora:

"A buenas horas", dicen los habitantes de Louisiana

Tamaño de texto Aa Aa

Es un alivio, pero ¿por qué no se ha hecho antes?

Es lo que se preguntan los habitantes del estado de Lousiana ante el anuncio de que, tras 87 días, BP ha conseguido detener el vertido de petróleo al mar, al menos temporalmente.

El mayor desastre ecológico de Estados Unidos ha dañado el turismo y ha acabado con un tercio de la industria pesquera del golfo de México.

“Es muy bueno, esperanzador, el derrame se ha detenido y Nueva Orleans puede volver a tener ingresos. Las empresas locales han perdido mucho negocio por el vertido. Esperamos que se limpie todo y recuperar nuestro ritmo de vida”.

“Se debería haber hecho antes. Lo podíamos haber hecho hace meses. Si cocinas guiso de
quingombó sabes cómo filtrar el aceite del agua”.

“Creo que se podía haber hecho algo mucho antes. Dos catástrofes en cinco años es demasiado”, dice esta mujer, recordadando el huracán Katrina.

La forma de limpiar los cientos de kilómetros de costa afectada también despierta polémica. Así lo ve un comercial de la industria pesquera.

“El daño ya está hecho. El petróleo está ahora por todas partes. Deberían dejarlo en la superficie del agua para que lo podamos recoger, en lugar de seguir dispersándolo y enviándolo al fondo. No lo vamos a sacar nunca del agua”, comenta un comercial de una empresa pesquera.

El presidente Obama, cuya popularidad se ha visto afectada por la catástrofe, se ha mostrado muy cauto ante la noticia. La considera una “señal positiva”. Aunque, ha dicho, no se pueden sacar conclusiones definitivas pues las pruebas podrían continuar hasta el sábado.

Tras cerrar las tres válvulas de la campana y detener el flujo de crudo, BP mide ahora la presión interna del dispositivo sobre el pozo. Si fuera demasiado baja, indicaría la existencia de una nueva fuga.