Última hora

Última hora

Obama: contento, pero cauto

Leyendo ahora:

Obama: contento, pero cauto

Tamaño de texto Aa Aa

Por primera vez desde el pasado 20 de abril, el vertido de petróleo al Golfo de México ha sido interrumpido. La campana de contención instalada por BP está resistiendo la presión del pozo y aunque aún se trata de una prueba, de momento funciona.
Desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense Barack Obama ha calificado el anuncio como una “señal positiva”, aunque se ha mostrado cauto y ha señalado que habrá que esperar a analizar los datos y a que los estudios hayan terminado para sacar conclusiones definitivas.
“Pero los estadounidenses pueden estar seguros de que las decisiones que se tomen estarán basadas en los datos científicos y en lo que es mejor para los residentes del Golfo”, ha dicho.
La campana tuvo que ser retirada antes de ayer tras detectársele una grieta. Y aunque se haya detenido el derrame, sólo se sabrá si de verdad funciona pasadas 48 horas. Entonces, si es así, la opción más probable es que se trasvase el petróleo desde la campana a través de tuberías a barcos en la superficie que se encargarán de almacenarlo.