Última hora

Última hora

Otunbayeva: "Hay terceros interesados en atizar la violencia"

Leyendo ahora:

Otunbayeva: "Hay terceros interesados en atizar la violencia"

Tamaño de texto Aa Aa

Kirguistán, abril de 2010, en la capital, Bishkek, estallan disturbios que provocan la salida del presidente, Bakíev. La situación en esta pequeña república centroasiática se deteriora con continuos enfrentamientos étnicos entre kirguises y la minoría uzbeka.

Un gobierno interino asumió el poder con Roza Otunbayeva como presidenta. Tras un referéndum celebrado el pasado 3 de julio, el ejecutivo se comprometió a celebrar elecciones.

Conocida como “la Dama de Hierro de Asia Central”, Otunbayeva tiene como misión hacer de Kirguistán una democracia parlamentaria. Nuestro enviado especial, Constantino de Miguel, ha hablado con ella.

Euronews: “Señora Presidenta, puede describir los trágicos sucesos que ha sufrido su país? ¿Cuántos muertos ha habido, cuántos heridos, cuántos desplazados?

Otunbayeva: “Cerca de 270 muertos, esa es la cifra que baraja nuestro servicio de sanidad, eso no quiere decir que sea el número exacto, porque, según nuestras tradiciones, los muertos deben ser enterrados el mismo día, así que la cifra real puede ser mucho más elevada. Nos hemos dado cuenta de que hay una tercera parte interesada en atizar la violencia. Debemos identificarla, sabemos que hay muchos extremistas religiosos implicados. Sabemos que esa gente aspira a fomentar la violencia para establecer un califato. Desgraciadamente, detrás de este proyecto está la familia del anterior presidente, Bakíev. Intentamos buscar salidas a este asunto que es de vital importancia para nuestro país.”

Euronews: ¿Cómo está afrontado su país la crisis humanitaria de Osh? ¿Qué asistencia están ofreciendo a la desplazados por la violencia étnica?

Otunbayeva: “Unas 110.000 personas huyeron a Uzbekistán. La mayoría eran mujeres, ancianos y niños. Muchos están volviendo, casi la totalidad se encuentra ya en suelo kirguís. Y, por supuesto, regresan a sus pueblos donde ya no quedan casas, ni negocios, no hay ninguna actividad comercial, muchos han perdido a sus familiares. Muchas organizaciones internacionales nos están ayudando en estos tiempos difíciles.”

Euronews: ¿Qué tipo de ayuda necesita de la comunidad internacional para consolidar su régimen democrático?

Otunbayeva: “Necesitamos asistencia para consolidar nuestro poder, para consolidar la democracia en mi país. Lo que más me preocupa, ahora mismo, en pleno verano, es asegurar un techo a toda esa gente que ha sido víctima de este conflicto. Necesitamos casas, materiales de construcción para rehacerlas. El pueblo espera todo esto para poder reconstruir sus hogares con sus propias manos.”

Euronews: ¿Qué nos puede decir a cerca de las fuerzas armadas y la policía, están de su lado?

Otunbayeva: “Estamos embarcados en un nuevo proyecto, una unidad policial, una especie de contingente de paz que nos ayude a separar a las partes en conflicto, a uzbekos y kirguises. Contamos con 13.000 agentes que, a penas, podemos formar y equipar.”

Euronews: No todo el mundo está de acuerdo con su proyecto democrático. Hubo elecciones fraudulentas y un caos que ha durado meses, así que, ¿cómo va a ganarse la confianza de la gente?

Otunbayeva: “Mire, hemos celebrado un referéndum que nos ha dado la razón, lo que sorprendió a muchos países. Los resultados fueron inapelables. Más del 70% de la gente votó, y el 90% de las papeletas validó la nueva Constitución y mi cargo como presidente interina. Considero que la mayor contribución para la estabilidad de mi país fue validar mi puesto como presidenta. Sabiendo que, en un año y medio, celebraremos elecciones presidenciales. La estabilidad llegará poco a poco y creo que la gente desea esta estabilidad, el pueblo desea la unidad del país y la paz.”