Última hora

Última hora

Un año después, sigue vivo

Leyendo ahora:

Un año después, sigue vivo

Tamaño de texto Aa Aa

La puesta en libertad hace casi un año del terrorista libio Abdelbaset Ali Mohmed al Megrahi, condenado a cadena perpetua por el atentado de Lockerbie, en Escocia, fue un error. Así lo reconocen Londres y Washington.

Se le liberó por razones humanitarias después de que los médicos le dieran sólo tres meses de vida. Un año después, sigue vivo y el cancer terminal que se suponía lo aquejaba ha remitido.

Hoy, el protavoz de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha dicho alto y claro que se trató de “un error”.

Clinton se ha declarado además dispuesta a estudiar las acusaciones de un grupo de senadores demócratas que aseguran que BP convenció a
Londres para que liberara a Al Megrahi, lo que habría facilitado un acuerdo de explotación petrolera con Trípoli. El Gobierno escocés, al que correspondió decidir la liberación de Al Megrahi, lo ha negado rotundamente.

Al Megrahi había sido condenado a cadena perpetua por el atentado contra un avión de la compañía Pan Am de 1988, en el que murieron 270 personas.