Última hora

Última hora

Guillermo Fariñas: "Cuba trata de limpiar su imagen para que EEUU permita viajar a la isla"

Leyendo ahora:

Guillermo Fariñas: "Cuba trata de limpiar su imagen para que EEUU permita viajar a la isla"

Tamaño de texto Aa Aa

Tras el acuerdo para la liberación de los 52 presos políticos alcanzado con mediación de la Iglesia católica, el periodista disidente Guillermo Fariñas puso fin el pasado día 7 a la huelga de hambre y sed que mantenía desde hace 135 días.

Vuelve poco a poco a comer y beber, y su estado sigue siendo delicado mientras continúa recuperándose en el hospital de Santa Clara. Desde allí ha hablado en exclusiva en euronews, y ha valorado este gesto del régimen castrista: “Decidieron de manera pragmática tratar de limpiar la imagen y a la vez intentar se le levante la posición común al Gobierno de Cuba por la UE y también que el Gobierno de EEUU apruebe finalmente que los turistas y todos los ciudadanos norteamericanos puedan viajar libremente a Cuba, lo que traería entre 6 y 8 millones de turistas potenciales, lo que sería una cosa muy importante par la economía cubana que se encuentra en total bancarrota con una crisis de abastecimiento que incluso implica hasta el comercio en moneda libremente convertible.”

Escuche la entrevista completa con Guillermo Fariñas
euronews: ¿Cómo valora usted las excarcelaciones de presos y el hecho, concretamente, de que hayan tenido que abandonar Cuba?

Fariñas: “Bueno hasta donde yo sé los presos no han sido obligados a venir. Esto es una de las características de esta excarcelación es que quien invita y quien propone salir de Cuba, con mucho respeto, es el cardenal de la Iglesia católica cubana Jaime Ortega Alamino, y cuando algunos de ellos se niegan les dice que están en todo su derecho y que en tres o cuatro meses estarán en sus casas si no quieren salir de Cuba. Así que es importante apuntar este cambio de matiz, osea las personas que están proponiendo salir de Cuba no son precisamente los represores, los oficiales de la seguridad del Estado sino la alta jerarquía católica.”