Última hora

Última hora

Baikal, un lago contaminado por decisión política

Leyendo ahora:

Baikal, un lago contaminado por decisión política

Tamaño de texto Aa Aa

Los análisis lo han demostrado. El Lago Baikal, la perla de Asia, la mayor reserva de agua dulce del planeta, está siendo envenenado por la contaminación de una fábrica de papel.

Una expedición rusa ha bajado hasta el fondo de este lago siberiano, que también es el más profundo de la Tierra, en busca de pruebas.

Gracias a submarinos MIR ha recogido sedimentos, 2500 metros por debajo del lugar donde la papelera vierte sus aguas residuales.

“Si se compara el agua del lago con el agua alrededor de los desagües, se observa una diferencia de claridad. Ese agua está sobrecargada de sustancias. Las mismas sustancias que observamos en la superficie”, afirma el jefe de la expedición Igor Khanaev. Los análisis realizados en laboratorio han confirmado que esas sustancias no sólo son tóxicas, sino además ilegales, según la legislación rusa.

No es una sorpresa. La polémica papelera, construida en la ribera sur del lago en la época soviética, ha sido siempre la bestia negra de los ecologistas. En octubre de 2008 cerró, al no cumplir la normativa, pero este año el primer ministro ruso, Vladimir Putin, permitió su reapertura por razones económicas.