Última hora

Última hora

Reacciones a la condena en Camboya

Leyendo ahora:

Reacciones a la condena en Camboya

Tamaño de texto Aa Aa

Antes de que el tribunal abriera sus puertas, cientos de camboyanos, observadores, diplomáticos y periodistas aguardaban en el exterior para acceder al interior y seguir el desarrollo de la vista junto a familiares de las víctimas.
 
Aunque condenado a 35 años, Duch fue detenido en 1999 y acusado formalmente en julio de 2007, así que se considera que estuvo encarcelado de forma
ilegal y cooperó con la justicia, por lo que deberá cumplir otros 19 años de cárcel tras haber pasado ya 11 años tras las rejas.
 
“Lo que yo siento no tiene importancia. Se trata más de lo que pasa con la gente que ya no está entre nosotros, y sobre todo de los camboyanos que todavía sufren. No estoy contento, no”, dice el hermano occidental de una de las víctimas.
 
“Me desespera pensar que saldrá dentro de sólo 18 años, qué pasará con los otros cuatro, capaz que los dejan en libertad”, dice un superviviente. 
 
“No es una cadena perpetua, pero se va a pasar lo que le queda de vida entre rejas, si se ve así resulta aceptable”, dice una activista de derechos humanos.
 
“Me siento aliviada de que el tribunal le haya condenado”, explica la hija de un fallecido a manos del régimen.
 
Duch es el único de los cinco acusados que ha expresado remordimiento y pedido perdón a los supervivientes.

Pol Pot, el “hermano número uno” y máximo dirigente del Jemer Rojo, murió en la jungla camboyana en abril de 1998.