Última hora

Última hora

El sombrío panorama de la economía cubana

Leyendo ahora:

El sombrío panorama de la economía cubana

Tamaño de texto Aa Aa

Más que a una crisis Cuba se enfrenta a una economía bloqueada con necesidad de modernizarse.

Una economía incapaz de responder a las necesidades de los cubanos que tienen que recurrir al mercado negro para comprar o vender productos, que a menudo son robados de la propia despensa estatal.

El PIB ha caído en picado, del 12.6% en 2006 al 1.4% en 2009, y la crisis de liquidez que ha recortado las importaciones un 37% ha sumido a la isla en una situación de emergencia.

La fuerza de trabajo en Cuba es de 5,1 millones de personas, de las que el 85% son funcionarios. Cuba tiene una población de 11,2 millones de habitantes.

Según el gobierno cubano hay que recortar más de un millón de puestos de trabajo en el sector público. El salario medio en Cuba es de 14 euros mensuales.

El estado controla el 95% de la economía cubana por lo que parece imposible reconducir ese excedente al sector privado. A no ser que el gobierno tomara medidas liberalizadoras.

Este panorama se ha ennegrecido aún más con la cosecha de la caña de azúcar de este año, la más baja de los últimos cien años.

En la misma línea descendente va el turismo: en 2009 llegaron un 3% más de extranjeros pero los ingresos han caído un 10%.