Última hora

Última hora

La estrategia británica en Afganistán, cada vez más complicada.

Leyendo ahora:

La estrategia británica en Afganistán, cada vez más complicada.

Tamaño de texto Aa Aa

La filtración masiva de documentos no ha hecho otra cosa que abrir interrogantes y añadir presión a un país que tiene 9.500 soldados sobre el terreno y ha sufrido 325 bajas en nueve años de guerra.

Dos comisiones parlamentarias van a tratar de evaluar la situación.

Pero las revelaciones de la web Wikileak, que dejan constancia de la colaboración de los servicios secretos de Pakistán con los talibanes afganos, han obligado a hablar alto y fuerte a David Cameron.

“Queremos ver un Pakistán fuerte, estable y democrático, pero no podemos tolerar de ninguna de las maneras que haga un doble juego. De ninguna manera se le puede permitir que promueva la exportación del terror a la India, o a Afganistan o a cualquier parte del mundo”

Las aguas bajan revueltas en la diplomacia mundial, y hoy la OTAN se sumaba a las denuncias hechas desde la Casa Blanca.

Josef Blotz, portavoz de la OTAN: “condenamos con rotundidad estas irresponsables filtraciones, y dejadme aseguraros que este desafortunado hecho no va a alterar nuestro compromiso de ahondar en nuestra colaboración con Afganistán y Pakistán”

A pesar de que Estados Unidos asegure que los documentos filtrados nos aporten nada nuevo, Barack Obama ha reconocido que pueden comprometer algunas operaciones, e incluso la seguridad de las tropas en la zona.