Última hora

Última hora

Huida masiva de sin papeles ante la nueva ley de inmigración en Arizona

Leyendo ahora:

Huida masiva de sin papeles ante la nueva ley de inmigración en Arizona

Tamaño de texto Aa Aa

Misión: huir antes de que empiece la “caza de sin papeles” en Arizona con la entrada hoy en vigor de la nueva ley de inmigración.

La familia Aranda es una de esas miles de familias que han recogido bártulos para un doloroso y masivo éxodo a otro estado en el que sus rasgos no les conviertan en sospechosos.

Llevan viviendo en Phoenix ocho años, pero no hay alternativa, como nos cuenta apenada la joven estudiante Italia: “siempre que voy a clase estoy preocupada de que me pare la policía y ya no vuelva a casa. Sólo voy a clase a estudiar, y hacer lo que tengo que hacer es ahora un riesgo”

Como los Aranda, se calcula que la ley SB1070 apunta a 400.000 personas indocumentadas que buscan una vida en Arizona, la gran mayoría de origen latinoamericano.

La carencia de papeles es a partir de hoy un delito. E insta a la policía (antes eran únicamente los agentes de inmigración) a parar en la calle a cualquier sospechoso. La raza es ahora la mejor pista. En el caso de no llevar los papeles encima, puede ser encarcelado hasta seis meses, multado con 2.500 dólares y, eventualmente, expulsado del país.

Pese a los esfuerzos por impermeabilizar la frontera que separa a Arizona de México, ésta sigue siendo un coladero para el tráfico no sólo de personas…, también de drogas. Y el rastro de violencia e inseguridad que éstas dejan tras de sí, es unos de los mejores argumentos para los defensores de la ley, empezando por su artífice, el senador de Arizona Russell Pearce.

“Esta ley no es sólo un instrumento para mejorar la seguridad nacional, una vez han cruzado la frontera, pasan a formar parte de nuestra vecindad, nuestro sistema de sanidad, judicial, educativo, y es nuestra responsabilidad protegerlo”

La nueva ley contempla incluso como delito el hecho de llevar en el coche a un inmigrante sin papeles….lo que de golpe, ha dejado también fuera de juego a miles de parejas en situación legal desigual, que ven una oscura sombra racista tras la controvertida ley.

Joseph Gabor, ciudadano estadounidense de origen mexicano: “desgraciadamente es una ley racista, yo, que nací aquí, que soy ciudadanoestadounidense, que soy veterano de las fuerzas armadas de este país, y ahora sé que la policía me va a parar por la calle simplemente porque estoy conduciendo un coche y soy hispano”

Se calcula que unos cien mil sin papeles ya habrán huído de Arizona, espantados por una ley que también persigue a los empresarios que contraten ilegales. Porque ahora, eso también es delito