Última hora

Última hora

Las acusaciones de David Cameron todavía escuecen en Pakistán

Leyendo ahora:

Las acusaciones de David Cameron todavía escuecen en Pakistán

Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de manifestantes quemaba esta mañana en Bangalore un espantapájaros vestido como el primer ministro británico. Protestaban por las críticas que éste último virtió el pasado miércoles en la India contra el gobierno de Islamabad, al asegurar que los servicios de inteligencia pakistaníes habían respaldado en más de una ocasión a los talibanes.

“La inteligencia paquistaní sigue escrupulosamente la línea que le marca el gobierno explica este general retirado. No hay ningún complot. Y la línea de Islamabad es muy clara. Queremos la paz en Afganistán porque sin paz en Afganistán no habrá paz en Pakistán y a la inversa”.

En el Reino Unido, las palabras de Cameron también han levantado polvareda. Sobre todo en las filas de la oposición, que tacha las declaraciones de Cameron de irresponsables.

“Esta semana se la ha pasado fuera dando titulares a la prensa decía David Milliband, el antiguo ministro de Asuntos Exteriores. Y debía haber dejado claro que con Pakistán necesitamos mantener lazos fuertes, pero sólo se centro en la parte negativa. Por eso ha levantado este revuelo”.

Las acusaciones de Cameron se produjeron después de que la prensa estadounidense filtrara unos documentos clasificados en los que se evocan estrechos vínculos entre el Isi la agencia nacional de inteligencia paquistaní y los radicales afganos. El jefe de los servicios secretos ya ha dicho que no irá a Londres en la próxima visita de su presidente al Reino Unido.