Última hora

Última hora

Louisiana anuncia una próxima apertura de sus caladeros

Leyendo ahora:

Louisiana anuncia una próxima apertura de sus caladeros

Tamaño de texto Aa Aa

Los tests sanitarios son positivos. El Estado de Louisiana piensa abrir en breve sus caladeros para la pesca comercial, pese a la marea negra que contamina el Golfo de México.

Los pescadores se alegran y esperan que el desastre de BP se olvide pronto. Las ventas en las pescaderías de los estados afectados han caído en picado y el número de turistas ha descendido de manera alarmante, pese a la buena publicidad que intentan hacer los vecinos de Pensacola, en Florida.

“Vengo siempre a comprar aquí dice este hombre, porque tengo la garantía de que el pescado es fresco y no está contaminado por la marea negra. Hemos tenido mucha suerte”.

Sin embargo, el propietario de la pescadería no esconde sus miedos. Para deshacerse del petróleo, las autoridades han utilizado sustancias químicas. Y su impacto sobre la fauna marina todavía se desconoce.

“Me gustaría saber qué productos han empleado en las labores de limpieza explica. Porque no sé si mi pescado es bueno o no. Me gustaría poder decirle a mis clientes que no tengan ningún reparo en consumirlo. Pero no puedo hacerlo, no estoy seguro y eso me inquieta”.

La solución que, al final, ha adoptado Frank Patti ha sido traer el pescado de fuera. De las costas del este y del extranjero, con el origen marcado en la etiqueta para tranquilizar a la clientela. Entre tanto, los barcos locales esperan amarrados a puerto.

“Los muelles que se encuentran tras esta pescadería están normalmente abarrotados de embarcaciones que cargan y descargan a toda velocidad. Pero hasta que la mancha no desaparezca por completo, los clientes no volverán a confiar en la calidad del producto y la actividad será mínima”.