Última hora

Última hora

Situación catastrófica en Pakistán

Leyendo ahora:

Situación catastrófica en Pakistán

Tamaño de texto Aa Aa

Falta de todo. Pasan los días y a las inundaciones del noroeste de Pakistán sigue el absoluto caos.

Con más de mil trescientos muertos y más de tres millones de damnificados, las autoridades paquistaníes hablan ya de al menos cien mil personas afectadas enfermedades como la diarrea y el cólera. El agua que todo lo anega está contaminada y los pozos de agua potable están obturados por el barro.

El Ejército paquistaní ha desplegado efectivos por todo el país, ante el temor de que la tragedia se extienda a las provincias orientales y surorientales, donde se esperan también fuertes lluvias para las próximas semanas.

De momento estas últimas horas los monzones han dado un respiro pero aún así enormes zonas del noroeste de Pakistán siguen sumergidas. Se trata sin duda alguna de las peores inundaciones que golpean el país en los últimos ochenta años.

Un damnificado explica que lo ha perdido “todo”, que lleva “días” esperando ayuda, que ha llegado pero “que los caciques locales no la reparten”. Precisamente en las zonas más afectadas se refugiaban decenas de miles de personas desplazadas por la ofensiva lanzada contra la insurgencia talibán.

En todo caso hacen falta mediamentos, tiendas de campaña, comida y agua: los cuatro pilares de la ayuda humanitaria ante este tipo de catástrofes, según la ONG británica Auxilio Islámico. La ONU ha autorizado el desembolso de 18 millones de dólares en ayudas.

Entre tanto, las imágenes aéreas muestran decenas de pueblos que han sido literalmente engullidos por el agua.