Última hora

Última hora

Dimitri Medvedev se pone al mando mientras empeoran los incendios

Leyendo ahora:

Dimitri Medvedev se pone al mando mientras empeoran los incendios

Tamaño de texto Aa Aa

La cifra de víctimas mortales por el fuego en Rusia ronda ya el medio centenar y la acumulación de humo y las altas temperaturas están causando problemas de salud a muchos habitantes de la región de Moscú.

Ni siquiera el despliegue del Ejército consigue frenar el avance de las llamas.

El presidente Medvedev ha interrumpido sus vacaciones para tomar las riendas de la situación que hasta ahora llevaba un onmipresente Vladimir Putin.

Medvedev ha cesado a varios altos cargos militares por no haber impedido que una base naval quedara arrasada por el fuego y ha ordenado proteger con especial cuidado los centros militares, y sobre todo los nucleares, como el de Sárov, situado a 500 kilómetros de Moscú y muy cerca de los incendios.

Las tareas de extinción son complicadas en un país que acoge el 23 por ciento de la superficie boscosa del planeta como explica una vecina de Zatyshye, cerca de Moscú: “La turba arde bajo tierra y es muy difícil apagar el fuego y muy peligroso, así que nos sabemos si conseguiremos salvar el pueblo.

Estos graves incendios son la herencia que deja el verano más caluroso en la región desde que se iniciaron los registros hace 130 años. Los ecologistas lo achacan entre otros factores al desmantelamiento del cuerpo de guardabosques.