Última hora

Última hora

Moscú sigue viviendo bajo una nube de humo tóxico

Leyendo ahora:

Moscú sigue viviendo bajo una nube de humo tóxico

Tamaño de texto Aa Aa

Una densa capa de humo continúa cubriendo Moscú. Las temperaturas tampoco remiten. Varias embajadas están evacuando a su personal y los gobiernos de Estados Unidos, Francia y Alemania han pedido a sus ciudadanos que no viajen a las zonas afectadas por los incendios.

El olor a quemado llega hasta el metro, donde sus ocupantes tampoco pueden evitar el uso de mascarillas. La concentración de partículas nocivas en el aire se sitúa cinco veces por encima del umbral de seguridad.

El único de los tres aeropuertos de Moscú que funcionaba con normalidad el viernes, situado al norte de la ciudad, también se ha visto afectado. La nube de humo ha provocado la cancelación o desviación de decenas de vuelos.

“Debido al actual nivel polución, recomendamos a la gente no salir a la calle”, dice una especialista. “Se deben tomar todas las medidas posibles para evitar la entrada de contaminantes en el organismo. En caso de salir de casa, hay que utilizar máscarillas con varias capas de gasa. No se pueden ventilar los locales y no se debe permitir que el humo entre en los apartamentos.”

Rusia vive los peores incendios de su historia moderna. Cincuenta y dos personas han muerto y cerca de 4000 han perdido sus hogares. Miembros de seguridad y voluntarios intentan sofocar los más de 500 focos que continúan ardiendo. El Gobierno ha prometido que destinará fondos para ayudar a las familias que ahora no tienen donde vivir.