Última hora

Última hora

El gobierno de Nicolas Sarkozy deporta un primer grupo de cien gitanos rumanos

Leyendo ahora:

El gobierno de Nicolas Sarkozy deporta un primer grupo de cien gitanos rumanos

Tamaño de texto Aa Aa

Escoltados por la policía, cargados de maletas y paquetes, unos sesenta gitanos embarcaron en un vuelo a primera hora de la tarde en Lyón. Otro grupo menos numeroso lo hizo desde París.

Como la Constitución Europea prohíbe expresamente las expulsiones colectivas el gobierno francés lo presenta como salida voluntaria y pagada a 300 euros por adulto y cien por niño.

“Vuelvo a Rumanía – explicó uno de los deportados poco antes de embarcar -. Allí trabajo 15 horas diarias al mes y me pagan 150 euros. Con eso no pudo ni comer ni mantener a mis hijos”.

La Comisión Europea ha alertado que vigilará estas expulsiones para asegurarse de que Francia cumple las reglas de libre circulación. “Los gitanos son como cualquier otro europeo – explicó el portavoz Matthew Newman-, tienen la plena ciudadanía europea. Tienen derecho a la libre circulación por cualquier lado, pueden trabajar o estudiar como todo el mundo”.

Esta mañana ha quedado despejado el campamento de Isére, al sureste del país.
De aquí a noviembre saldrán de Francia un total de setecientos gitanos rumanos que viven en chabolas. La próxima tanda, el viernes. En lo que va de agosto la policía ha desmantelado 50 campamentos de chabolas en Francia.

Rumanos y búlgaros pueden entrar sin ningún requisito y estar tres meses sin tener que justificar su estancia en la Unión Europeo. A partir de ese periodo, se les puede expulsar si no disponen de una tarjeta de residencia que, a su vez, solo se consigue con un contrato de trabajo.