Última hora

Última hora

Empate técnico a un día de las elecciones legislativas australianas

Leyendo ahora:

Empate técnico a un día de las elecciones legislativas australianas

Tamaño de texto Aa Aa

Las encuestas vaticinan resultados muy ajustados en Australia entre las dos principales formaciones políticas en lid, laboristas y conservadores, de cara a las elecciones parlamentarias de mañana.

La actual primera ministra, Julia Gilliard, ha perdido la ventaja que le daban los sondeos la semana pasada, cuando se suponía que contaba con un respaldo del 53 por ciento frente al 47 por ciento de los conservadores liderados por Tony Abbott.

En todo caso, ambos partidos han centrado la campaña electoral en la economía, donde los laboristas cuentan frente a los conservadores la ventaja de haber recibido el respaldo de los australianos a su gestión de la crisis financiera.

Un trago amargo con buenos réditos electorales si finalmente son los laboristas los que consiguen ganar las elecciones por haber sabido capear el temporal financiero, ya que según los analistas, en el resto el empate técnico está más que justificado. “En realidad los australianos están bastante decepcionados con ambos partidos y los electores votarán a un candidato u otro según su inclinación personal, y además ambos cuentan con una trayectoria jalonada de borrones”, explica un experto.

Y si para el Mundial del Fútbol en Alemania fue un pulpo, en Australia han consultado a su oráculo tradicional, el cocodrilo Harry, sobre quién ganará en las urnas. Y Harry se decantó por el pollo colgado de la fotografía de la primera ministra. Como aval cuenta que también Harry vaticinó la victoria de la selección española.