Última hora

Última hora

El secuestro del autobús en Manila termina en tragedia

Leyendo ahora:

El secuestro del autobús en Manila termina en tragedia

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos siete turistas murieron, dos están gravemente heridos y seis más permanecen hospitalizados.
 
Tras más de 12 horas de agonía y negociaciones la policía filipina consiguió alcanzar y matar al secuestrador, poniendo fin a una auténtica pesadilla.
 
En ese momento se hallaban retenidas 15 personas en el interior del autobús. El resto habían sido puestas en libertad por el secuestrador horas antes. Todos ellos eran turistas procedentes de Hong kong, que viajaban acompañados de un guía y un fotógrafo. El conductor consiguió escapar cuando comenzó el tiroteo.
 
El autor de la tragedia fue Rolando Mendoza, un antiguo policía que había sido expulsado del cuerpo en 2008 tras varios escándalos de robo y tráfico de drogas. Mendoza, que estuvo siempre armado con un fusil ametrallador, pedía ser readmitido. 
 
Se vivió un clima de miedo y horror mientras la policía intentaba entrar en el autobús. Mendoza fue alcanzado finalmente por los disparos de algunos de sus ex compañeros.