Última hora

Última hora

La Iglesia católica francesa critica con dureza las expulsiones de gitanos

Leyendo ahora:

La Iglesia católica francesa critica con dureza las expulsiones de gitanos

Tamaño de texto Aa Aa

Sin duda la reacción menos diplomática ha llegado desde la ciudad de Lille y su protagonista ha sido el padre Arthur quien aseguró que reza para que el presidente Nicolas Sarkozy sufra un ataque al corazón.

“Este hombre, el presidente de la República, no conoce la realidad sobre el terreno- critica el padre Arthur- Ha tomado varias decisiones sin conocer a estas personas. En realidad, lo que quería decir con lo del ataque al corazón es que espero que esta gente le llegue al corazón”.

El padre Arthur conoce bien la realidad de campamentos como este de Mons en Baroeul, en Lille. Tras devolver la medalla de la Orden del Mérito, confiesa que no sabe qué más hacer para parar lo que califica de “guerra” contra esta comunidad.

Las ayudas ofrecidas por el gobierno no despejan el futuro. “Si dan 3.600 euros por familia puede que haya gente que lo acepte, pero habrá otros que no lo harán porque con lo que cuesta la vida en Rumanía ese dinero te da para uno o dos meses- asegura uno de los vecinos del campamento- Y después, ¿qué van a hacer? No tienen casa. No tienen nada”.

Este otro campamento levantado sin permiso en las inmediaciones de Lille ya ha sido desmantelado.

La organización católica, Tierra Solidaria, está siguiendo de cerca estas operaciones policiales. “Los policías han llegado y se han llevado a nueve adultos y a 12 niños a la comisaría- relata Claude Wauquier, miembro de esta organización- Después ha llegado una excavadora y ha destruido las vividendas y las chozas que había construido la gente con escombros”.

Esta escuela católica de Ronchin, en Lille, ha abierto sus puertas a decenas de gitanos que se han quedado sin techo.