Última hora

Última hora

Sobrevivir después de Irak

Leyendo ahora:

Sobrevivir después de Irak

Tamaño de texto Aa Aa

Son todos jóvenes y todos han logrado sobrevivir a su paso por Irak. Muchos sufren importantes secuelas pero lo peor, dicen, ya ha pasado. Algunos veteranos se atreven incluso a bromear como Thom Tran, sargento del ejército estadounidense, herido nada más llegar a Bagdad cuando tenía 24 años.

Hoy, reconvertido en humorista profesional, Tran no duda en utilizar algunos vídeos de su paso por Irak en sus espectáculos. El humor, dice, ha sido su mejor terapia. “Crucé la frontera de Irak en marzo de 2003. Apenas una semana después resulté herido. Tuve mucha suerte y hoy me sigo considerando muy afortunado, afortunado por lo que hago para vivir, por eso puedo bromear”, explica.

Según el Departamento de Defensa estadounidense, desde 2003, más de cuatro mil cuatrocientos soldados murieron en Irak y casi 32.000 resultaron heridos. Desde esa misma fecha, casi 100,000 civiles iraquíes podrían haber muerto, según algunas fuentes.

Norm y Sallie son padres de Mark, un soldado muerto en Irak el 7 de diciembre de 2004. “Tras morir Mark recibimos una postal de Navidad de su parte. En ella nos contaba cuáles eran sus planes para el verano, la leímos cuando ya estábamos acostados y mi mujer, Sallie, se derrumbó. No hay nada que podamos hacer”, explica el padre.

Sallie, la madre de Mark, trabaja ahora para una comisión establecida por la Casa Blanca que ofrece ayuda a los familiares de soldados desaparecidos en Irak. Sólo así, dice, consigue vivir mejor.