Última hora

Última hora

Un fondo europeo para frenar los efectos de la mundialización y la crisis

Leyendo ahora:

Un fondo europeo para frenar los efectos de la mundialización y la crisis

Tamaño de texto Aa Aa

El cierre de empresas, las deslocalizaciones o los despidos masivos en una región o un sector concreto son algunas de las situaciones en las cuales el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización interviene. Les explicamos cómo.

Tal como su nombre indica, el Fondo de Adaptación a la Globalización ayuda a la reinserción profesional de los europeos víctimas de los estragos de la mundialización. Operativo desde enero de 2007, su presupuesto anual es de de 500 millones de euros. Pero a ello se une ahora el impacto de la crisis económica y financiera. La Unión Europea, por tanto, ha extendido su campo de acción:

“Actualmente se necesitan menos requisitos para acceder al fondo. Antes, era necesario que se presentara un colectivo de mil personas, ahora puede ser de quinientas. En consecuencia, es más fácil. Además, se ha incrementado el porcentaje de participación en la financiación de la Unión Europea del 50 al 65% y podemos intervenir no sólo por motivos de globalización, sino también para gente que ha perdido su trabajo a causa de la crisis”.

Reciclaje, formación, ayuda para la creación de empresas o reconversión profesional pura y simple… El Fondo de Adaptación paga diversas medidas de retorno al empleo en complemento de las aportadas por los Estados miembros. Fue de esta manera que Marlies Wiesner se convirtió en chófer de carretera tras ser despedida, como otros 3.300 de sus colegas, en su trabajo de fabriación de teléfonos móviles:

“Siempre tuve confianza en que encontraría otro trabajo. Pero nunca me pensé que acabaría siendo una camionera, ni en mis sueños, hasta el día en que me ofrecieron la posibilidad de hacer una prueba como conductora de trailers”.

Desde 2007, el Fondo ha recibido 69 peticiones colectivas de intervención que cubrían a 70.000 europeos. Los mayoría procedían de los sectores del automóvil, la construcción, la telefonía móvil, la electrónica o el téxtil.