Última hora

Última hora

Los hermanos Miliband se baten en duelo para ser el próximo líder de los laboristas

Leyendo ahora:

Los hermanos Miliband se baten en duelo para ser el próximo líder de los laboristas

Tamaño de texto Aa Aa

Como levantar cabeza tras el fiasco electoral que sufrieron los laboristas el pasado mayo. Quién podría sustituir a Gordon Brown al frente del labour, ya en la oposición… son las dos cuestiones más importantes que dirimen unos cuatro millones de laboristas.

En cabeza de estas elecciones, las más reñidas desde 1994, los hermanos David y Ed Miliband. Ellos son los dos candidatos más mediáticos, tanto por su trayectoria como por lo excepcional de su duelo.

Para impedir que su rivalidad política se convierta en una guerra fratricida, los hermanos Miliband se han comprometido a colaborar en un eventual gobierno dirigido por uno de ellos.

También han intentado distanciarse de la herencia de la era Blair-Brown, pese a su participación en los gobiernos de los antiguos líderes laboristas.

David Miliband, ex ministro de Exteriores entre 2007 y 2010, parte como favorito. A sus 45 años cuenta con el apoyo de las principales figuras de la formación, que le consideran el heredero más fiel del Nuevo Laborismo.

Con cinco años menos, su hermano pequeño, Ed Miliband. Ex ministro de la Energía, formaba parte del círculo de consejeros de Gordon Brown. Mucho más a la izquierda que su hermano, considera que el New Labour murió al convertirse el partido de los bonos de los banqueros. Defensor de un mayor reparto de ingresos, podría ganarse el apoyo de los sindicatos.

También en la carrera por el liderato laborista Andy Burnham, ex ministro de Sanidad con Brown. A sus 40 años, forma parte de la joven generación aún poco conocida por los británicos, aunque ya tiene a sus espaldas la experiencia de gestionar un ministerio, el de Sanidad, con un enorme presupuesto.

Ed Balls, ex ministro de la Infancia, Escuelas y Familias, 43 años, ha sido durante mucho tiempo un aliado cercano de Gordon Brown, por lo que se le considera el candidato de la continuidad. Un sambenito que intenta quitarse negando que esta elección será la que enfrente a blairistas y brownistas, new labour contra old Labour.

La única mujer que toma parte en esta contienda es Diane Abbott. Fue la primera mujer negra con acta de diputada en el Reino Unido y lleva treinta años como militante del Partido Laborista.
Se desmarca del resto de los candidatos por su edad, 56 años y por el hecho de que representa al ala más izquierdista del partido.

El nuevo líder debería estrenar oficialmente su cargo en la conferencia anual del partido prevista el 25 de septiembre.