Última hora

Última hora

No puede permitirse que reine el caos en Bélgica

Leyendo ahora:

No puede permitirse que reine el caos en Bélgica

Tamaño de texto Aa Aa

Por eso, Alberto II ha encargado a los presidentes de la Cámara de representantes y del Senado que medien para desatascar las negociaciones sobre la formación de un nuevo gobierno en Bélgica.

El rey de los belgas no tuvo más remedio que aceptar la dimisión, ayer, del líder del Partido Socialista francófono. Elio Di Rupo se va prediciendo el caos ante las posturas inconciliables en torno a la reforma del Estado entre flamencos y valones.

De nuevo, el bloqueo se centra en la circunscripción electoral en torno a región de Bruselas,. Los nacionalistas flamencos quieren la escisión de Bruselas-Halle-Vilvoorde.

Tres meses después de la celebración de las elecciones, Bélgica vuelve al punto de partida. Comienza un nuevo intento de “conciliar lo inconciliable”, según palabras de Di Rupo.