Última hora

Última hora

La crisis política italiana desemboca en una crisis institucional

Leyendo ahora:

La crisis política italiana desemboca en una crisis institucional

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis política italiana desemboca en una crisis institucional en toda regla. El primer ministro, Silvio Berlusconi, pedirá al presidente de la República que destituya a Gianfranco Fini como presidente de la Cámara de Diputados.

Berlusconi tomó esta decisión anoche tras reunirse con su aliado de la Liga Norte Umberto Bossi. Ambos consideran inaceptable que Fini siga ocupando el tercer puesto en la jerarquía del Estado tras demostrar que no es imparcial y mantiene una postura hostil contra la mayoría conservadora. Lo resume en términos futbolísticos el diputado del PDL Gaetano Quagliarello: “El presidente de la cámara es ante todo un árbitro. Pero en este caso, el árbito se ha puesto la camiseta de jugador y ha empezado a jugar contra su equipo original”.

Hace dos meses, la expulsión de Fini de la cúpula directiva del Pueblo de la Libertad dejó en minoría al gobierno. La oposición de izquierda reclama la convocatoria de elecciones anticipadas: “Es evidente que nos enfrentamos a un nuevo conflicto institucional”, comenta Alessandro Maran, del Partido Democrático. “Nunca había pasado algo parecido”, concluye.

Desde las filas del FLI, las siglas tras las que se han parapetado Fini y sus seguidores, se tacha de inconstitucional el paso anunciado por Berlusconi.