Última hora

Última hora

Rusia y Kazajistán rescatan el proyecto soviético de invertir el curso de los ríos

Leyendo ahora:

Rusia y Kazajistán rescatan el proyecto soviético de invertir el curso de los ríos

Tamaño de texto Aa Aa

El futuro puede ser lo que era… con la óptica sovietica. Rusia y Kazajistán no descartan rescatar uno de los proyectos hídricos más ambiciosos de la extinta URSS con el objetivo de combatir la sequía que azota a buena parte de Asia Central. La propuesta la lanzó este martes el presidente kazajo aprovechando la visita oficial a Astaná de su homólogo ruso. Tras lamentar el deplorable estado actual del sistema de irrigación construido durante la era soviética, Dmitri Medvedev afirmó estar dispuesto a discutirla.

El proyecto se basa en una idea tan simple como audaz: invertir hacia el sur el curso de gigantescos ríos siberianos que van a morir al Océano Ártico. En su concepción trabajaron durante años miles de científicos e ingenieros soviéticos. Cuando todo estaba listo, en los ochenta, Mijail Gorbachov decidió enterrarlo para siempre.

La experiencia que se vivió dos décadas atrás con un faraónico proyecto para irrigar los campos de algodón en la estepa fue demoledora. Los dirigentes de la URSS ordenaron desviar el curso de los ríos Amu Darya en Uzbekistan y del Syr-Daria asestando un golpe mortal al Mar Aral, a la sazón el cuarto mar interior más grande del planeta. Tenía casi setenta mil kilómetros cuadrados. Hoy día, su superficie apenas ocupa una quinta parte. Decenas de pueblos fantasmas y cientos de barcos abandonados en medio del desierto dan testimonio, dicen los ecologistas, de la magnitud del desastre.