Última hora

Última hora

La Iglesia belga pide perdón, a medias

Leyendo ahora:

La Iglesia belga pide perdón, a medias

Tamaño de texto Aa Aa

Otro mea culpa. Esta vez ha sido Bélgica.
La Iglesia católica no da abasto para reconocer el silencio que ha rodeado durante décadas la gestión de los casos de abusos sexuales a menores ocurridos en sus congregaciones.

El arzobispo de Malinas-Bruselas, André Leonard, se ha comprometido a hacer todo lo posible por las víctimas.

Aunque no concretó sanciones ni compensaciones subrayó que a partir de ahora la prioridad de la Iglesia será dar una “atención personal” a las víctimas y facilitar su rehabilitación.

Declaraciones hechas en multitudinaria rueda de prensa, con protestas en la calle, tres días después de la publicación del informe que constató 475 denuncias por abusos sexuales y el suicido de 13 víctimas desde los años 60.

La reacción de las víctimas ha sido por el momento de escepticismo, sobre todo porque a ninguna de ellas se le permitió el acceso a la rueda de prensa. Y tampoco ha pedido “abiertamente perdón”, recordaba un hombre. “Quizá se posible, quizá pese a todo lo pasado se le presente el espíritu santo y lo haga, eso espero”, decía con ironía.

La sociedad belga está conmocionada por la magnitud del problema. Sobre los posibles procedimientos penales, el arzobispo sí ha querido recordar que la mayoría de los casos ya han prescrito, según la ley belga.