Última hora

Última hora

Rafa Nadal o... un tenista de leyenda

Leyendo ahora:

Rafa Nadal o... un tenista de leyenda

Tamaño de texto Aa Aa

Con su triunfo ante el serbio Novak Djokovic, en Nueva York, Nadal ha entrado en el selecto grupo de jugadores que han ganado los cuatro torneos de Grand Slam. A sus 24 años, el español, vigente número uno del mundo, acumula ya nueve “grandes”.
 
“He trabajado muy duro toda mi vida y he pasado momentos muy difíciles para llegar hasta aquí pero nunca me hubiera imaginado el hecho de completar el Grand Slam”, afirma el de Manacor.
 
Con el triunfo en el Abierto de Estados Unidos, Rafa Nadal completa una temporada sensacional en la que también ha ganado los títulos de Roland Garros y de Wimbledon. Ahora está un poco más cerca del suizo Roger Federer quien ha ganado más torneos de Grand Slam que ningún otro: 16.
 
“Aún me quedan muchos títulos por ganar. Pero yo estoy más que satisfecho con los que he logrado hasta ahora”, declara el tenista español. “El debate acerca de si soy mejor o peor que Roger Federer es estúpido porque los títulos dicen que él es mucho mejor que yo. Esta es la verdad por el momento. Y
creo que va a ser así durante toda la vida”, añade el flamante vencedor del Abierto de Estados Unidos.
 
Nadal ha firmado con letras de oro una de las páginas más brillantes de la historia en el circuito de la ATP. Y ahora piensa en Australia, donde, si logra el título, habrá encadenado los cuatro “grandes” de forma consecutiva.
 
El primero en completar el Grand Slam fue el británico Fred Perry, hace ahora 75 años. Poco después se le unió Don Budge, uno de los dos tenistas estadounidenses que forman el selecto grupo de los “siete elegidos”.
 
Casi un cuarto de siglo más tarde entró en escena el australiano Rod Laver. A éste, un par de años después, le acompañó otro “aussie”: Roy Emerson. 
 
Luego les tocaría el turno al estadounidense Andre Agassi, a Federer y a Rafa Nadal. Al contrario que Agassi, el suizo y el español aún no han escrito el epílogo de una obra, la suya,  colmada de éxitos.